Es vergonzoso, aparte de dramático, lo que está pasando con los deshaucios en España. Todas las entidades financieras han estado condonando la deuda de los grandes estafadores/promotores a cambio de la entrega de bienes, en algunos casos pagando varios cientos de miles o millones de euros para que le “cuadren” las cuentas al “pobrecito” deudor, que por supuesto sigue teniendo su patrimonio a salvo, y en cambio se están echando a familias a la calle con una deuda que encima han de seguir pagando.
La única diferencia, según lo que he visto donde he trabajado, es que precisamente la deuda del estafador/promotor ha sido concedida por estafadores/directivos y estafadores/consejeros de la entidad en cuestión, y que ahora han de tapar sus miserables decisiones que están llevando a la población a la pobreza. ¿Cómo se va a permitir que la promotora XX le deje a la Caja una agujero de 40 Millones €?, no puede ser, se le compran los activos A, B, y C, se le dice al tasador que ha de poner que son 45MM€ y encima se dice que se ha comprado “barato”, ya deterioraremos poco a poco. No me puedo ni imaginar lo que ha tenido que ser lo que se han llevado en Bankia, para que el rescate sea de 23MM€. Y ademas viene Guindos, suma el deterioro de todos los bancos, se pide el rescate y ,…. lo pagan los españolitos; no sé como no estamos quemando la calle.

¿Rescate de bancos?, lo que hay que hacer de forma inmediata es revisar las operaciones de cancelación de deudas desde enero de 2009, esto para empezar e ir calentando motores; conforme vayamos conociendo lo que han estado haciendo directivos y consejos de administración el cabreo nos hará ir tomando decisiones bastante más drásticas, seguro.

La ley Ley Hipotecaria hay que cambiarla de una forma muy simple, no estoy para nada de acuerdo con lo que ahora plantea el PSOE, con cálculos sobre ingresos de la familia y demás. Si no se puede pagar la hipoteca y no se puede vender el activo simplemente se cancela la deuda con la entrega del bien hipotecado y basta; se supone que en su momento se han estudiado las operaciones y se han realizado los controles necesarios por parte de la entidad financiera y, si no lo ha hecho es su responsabilidad, ya está bien de seguir en manos de incompetentes.

Tenemos que darle la vuelta a este sistema que nos hace quedar bajo el poder de los que nos han llevado a esta situación, y no sólo son los políticos de los consejos de administración de las Cajas los culpables (que son evidentemente los grandes culpables) sino también los directivos de las entidades que son los que han alimentado el monstruo y/o que se han lucrado y se están lucrando con el modelo. No podemos permitir que sigan tomándonos el pelo de esta forma.

Rafael Montesinos Suárez.

Mi padre. Lección de economía.